30 julio, 2014

Jovenes cuiden su Revolución

Hilda Pupo Salazar hildaps@enet.cu “Si los jóvenes fallan, todo fallará. Es mi más profunda convicción que la juventud cubana luchará por impedirlo. Creo en ustedes” así dijo Fidel Castro hace siete años. La creencia en el sector juvenil está basada en la confianza de su capacidad para conducir el destino político del país con acierto y atemperado a las circunstancias, porque habrá suficiente inteligencia para saber lo que nos conviene Así piensa la dirección actual en Cuba. “El deber de todo revolucionario es hacer la revolución” se dijo en 1962 y aunque han cambiado los tiempos y puede que los nuevos actores hagan una Revolución mucho más congruente a la actualidad, mientras esa premisa presida la voluntad de seguir adelante con los hechos de Enero de 1959 queda poco espacio para el retroceso. A la hora de la búsqueda de argumentos para justificar la defensa, no puede obviarse que salvaguardamos uno de los proyectos más humanitarios existentes, gracias al cual se aplica la ayuda a los más necesitados y el pueblo está en la cima de los intereses, algo significativo en un mundo donde el hombre de está comiendo al hombre. La Revolución Cubana es hoy la certeza de poder alcanzar nobles propósitos para el bien de mayorías. Por eso, las diferencias entre el capitalismo y el socialismo esencialmente es una: en el primero la ganancia gana, en el segundo se piensa en los seres humanos. La idea de la prolongación del Sistema no puede verse ajena al discurso del Máximo Líder el 17 de noviembre en la Universidad de la Habana dos años antes, cuando manifestó la reversibilidad del socialismo en Cuba y la posibilidad de la derrota de la Revolución por errores propios de la construcción revolucionaria, sencillamente, porque no puede hablarse de continuidad de la Obra si omitimos la responsabilidad de las nuevas generaciones en ello. En ese discurso Fidel llamó la atención a los jóvenes cubanos sobre su alta misión histórica en la protección y salvaguarda de la Revolución. El asunto se vuelve complejo, por la cantidad de factores externos e internos que influyen y la posibilidad de equivocar pensamientos. No sería bueno que las nuevas generaciones cometan el error de atribuir las dificultades y carencias actuales al socialismo, ya que ello puede significar su consideración de que el capitalismo es el mejor invento, entonces, lo idealizamos y lo ponemos como sinónimo de prosperidad. ¿Si, prosperidad a costa de qué y de quien? Craso error ensalzar ese Sistema y tratar de encontrar soluciones a los complejos problemas actuales sobre la base de él. Las respuestas en esas sociedades son radicales y alejadas de cualquier sentimiento humanitario: la búsqueda de rentabilidad de una empresa equivale a dejar sin empleo a miles de trabajadores; si no hay dinero para pagar la mensualidad de la vivienda, viene el desalojo... Allí las palabras sensibilidad, respeto, solidaridad y apoyo no existen, porque esa desaforada carrera de engrosar los caudales alimenta el individualismo y la idea de llenarnos los bolsillos, aunque para ello pisoteemos a los demás. Vivimos una época marcada por el cambio generacional. Si la posición de la juventud es fundamental y no solo para Cuba es porque quienes apuestan por destruir el proceso, también, la tienen en su blanco en el intento de mediante ella socavar nuestra fortaleza. Los jóvenes deben saber diferenciar la naturaleza salvaje del capitalismo de las vitrinas exhibidas. “Todo lo que brilla no es oro”.

11 junio, 2014

Conozcan a Ricardito

Hilda Pupo Salazar Ricardito es su nombre. Hijo de Ricardo y Tatiana, niño de 10 años, que cursa el quinto grado en la escuela Luís Escalona, de Holguín Para un niño cubano no creo decir cosas fuera de lo normal, todos nuestros pequeños estudian. Pero eso no es lo que significa a Ricardito a parte de su ejemplar trayectoria escolar, sino su gran gesto humano de sumarse junto a todo el pueblo de la Isla al clamor general, porque acaben de liberar a los tres jóvenes antiterroristas, víctimas del Imperio, quienes junto a René y Fernando, ya en Cuba, formaban el grupo conocido por los 5. Ellos se habían infiltrado en las bandas criminales del Sur de la Florida para detectar acciones contrarrevolucionarias contra nuestro país, fueron descubiertos y sometidos a largas e injustificadas condenas. En el pasado 9no Coloquio Internacional de Apoyo a la Causa, celebrado en nuestra provincia, el CDR 1 de la zona 360 fue escogido para recibir a visitantes del encuentro, entre ellos René, su esposa, hija, otros familiares de los Cinco, Alice, la presidenta del Comité Internacional por los 5, Kenia Serrano, Presidenta Nacional del ICAP y delegados de Estados Unidos, Rusia, Países Latinoamericanos. Como parte de la bienvenida, Ricardito le recitó una poesía de su autoría relacionada con nuestros hermanos presos. En los visitantes venía la escritora y presidenta de laSociedad del libro en Azerbaiyán, Zarifa Khanum Salakhova, también, directora de mini libros, quien se interesó por publicar la obra de Ricardito. Cumplió su promesa y el poema de Ricardo Manuel Góngora Teruel (Ricardito), hoy en letra impresa, se suma a las manifestaciones aquí dentro y en el mundo entero para que se acaben de abrir las rejas, vuelvan nuestros hermanos y la justicia, como una paloma blanca, vuele sin ataduras.

08 junio, 2014

Hilda Pupo Salazar Si las personas aquilataran en su justo valor lo que tienen fueran más conformes, pero existe la dañina costumbre de ambicionar lo ajeno por considerarlo más apreciable y minimizar lo de uno. Por esa manera de pensar se quiere una buena casa, dinero, placeres, ropa, auto, comida… y no niego su importancia en la escala del nivel de vida, pero hay quienes lo poseen y no están ni medianamente satisfechos. Otros confunden felicidad con tenencias materiales y es un gran error, porque lo segundo no garantiza lo primero. Hay personas con extrema placidez en medio de una gran humildad y otras rodeadas de lujos e infortunados. El día que aprendamos a priorizar las pertenencias seremos menos codiciosos y más objetivos. Extráiganle lecciones a este escrito: Había una vez un ratón que vivía en una humilde madriguera en el campo con flores por todos lados y de alimento las frutas silvestres. Tenía una vida tranquila. Un día, su primo de la ciudad, vino a visitarle. El anfitrión lo invitó a comer sopa de hierbas. Pero este, acostumbrado a comer comidas más refinadas, no le gustó. Y además, no se habituó a esa vida. Decía que era demasiado aburrida y la suya más emocionante. Convidó al primo a visitarlo, porque opinaba que allí se vivía mejor. El campesino se topó con el ajetreo citadino, peligros por todas partes. La madriguera del pariente estaba en el sótano de un hotel, había camas con colchones de lana, sillones, finas alfombras, y las paredes eran revestidas. Los armarios rebosaban de quesos, y otras cosas ricas inimaginable para el foráneo. En el techo colgaba un oloroso jamón. Cuando los dos ratones se disponían a darse un buen banquete, vieron a un gato que se asomaba husmeando a la puerta de la madriguera y tuvieron que huir por un agujero. Mientras corrían para salvarse oyeron gritos de una mujer que, con una escoba en la mano, intentaba darles en la cabeza con el palo, para matarlos. El ratón, más que asustado y hambriento, volvió a la madriguera. Dijo adiós a su primo y decidió volver al campo lo antes que pudo, de vuelta a su casa pensó “es cierto hay mucha riqueza y buena comida”, pero jamás era comparable su paz por ese montón de cosas materiales.

06 mayo, 2014

Concéntrate en tu vida

Hilda Pupo Salazar ” Un hombre estaba poniendo flores en la tumba de su esposa, cuando vio a un chino poniendo un plato de arroz encima de la lápida vecina. En tono burlón le dijo al asiático: “de verdad usted piensa que su muerta se comerá eso” y el aludido contestó: “Si, cuando la suya venga a oler las flores”. Como moraleja tenemos: respetar las acciones y opiniones de los otros es una de las más grandes virtudes del ser humano. Las personas son diferentes, por tanto actúan y piensan así. Se trata, entonces, de defender nuestras ideas, pero con argumentos sólidos sin alterarse y mucho menos ofender. Las contradicciones pueden ser antagónicas o no, cuando suceden las primeras lo más probable es que no haya entendimiento posible y puede haber hasta aferramiento, pero las segundas son como un motor del desarrollo. En ambos casos se pide escuchar al otro y, siempre, guardar la calma. Nunca veamos las discrepancias como problemas, sino como fuente de las mejores soluciones. El diálogo hace falta en estos momentos, pero no una conversación en la cual se trate de imponer criterios, sino hablar hasta tratar de llegar al menos a un entendimiento. Quien se esfuerza porque prevalezcan sus pensamientos sin tener en cuenta la persuasión, pierde a la larga. Ese interlocutor tal vez lo oiga pero no lo escuchará, es un oyente perdido. Hasta en el mismo hogar somos testigos o partícipes de verdaderos conflictos, solo porque queremos que nuestras palabras predominen tengamos o no la razón y eso a parte de querer dominar, demuestra prepotencia. Hay quienes piensan que hablando alto se tiene más razón. Así no ganamos en esa batalla de ideas y nuestros juicios “resbalan” en la mente de quien nos oye. Eso es en cuanto a decir, pero sucede, también, a la hora de actuar. Existen las personas que quieren procedamos según sus modos, tratan de obligarnos a ser como ellos y se toman la atribución de decidir en nuestra vida. Es como un controlalotodo y les molesta si no somos como ellos piensan. Tal vigilancia no solicitada ocurre en los más impensados hechos, es como una injerencia a la privacidad. En ocasiones se juzga al otro a partir de cómo opinamos y existe más preocupación por la actitud ajena que por la propia. Sucede igual al individuo que no le aprovechaba la comida por su interés en el plato vecino.

01 mayo, 2014

Primero de Mayo en Cuba

H

Hilda Pupo Salazar El mundo está viendo lo que ocurre en Cuba en este Primero de Mayo. Sus plazas llenas de pueblo son la más genuina evidencia de una Revolución apoyada por las masas. Ya comenzaron los desfiles de la gloriosa fecha del proletariado, entre ellas, la de la capital, donde el bloque de la Salud Pública encabezó la marcha. El desfile se tiñó de blanco dijeron en alusión a los trabajadores de la Salud, un ejército aguerrido que mantiene ayuda en 68 países. Junto a los cubanos hay en la plaza José Martí mil 700 amigos de Cuba. En esta convocatoria por la Patria, Ulises Guilarte De Nacimiento, el secretario general de la CTC dijo que entre las razones para marchar está la defensa del socialismo en nuestra Patria. La dirección del país, encabezada por Raúl Castro, está presente aquí. René González y Fernando González, dos de los antiterroristas ya en el suelo patrio, son muestra de la justicia que reclamamos, porque los demás regresen.

09 abril, 2014

A Joseito

Hilda Pupo Salazar Estas fueron las palabras de despedida a mi suegro José Antonio Martínez, fallecido en día 7 de abril. A José Antonio Hoy es un día triste. Despedimos al padre de la familia, al hombre que supo darnos con su obrar lecciones de honestidad, respeto y nobleza. ¿Quién delante de él se atrevía a decir una palabra obscena o una grosería a destono? José Antonio fue estricto en sus enseñanzas de los valores insustituibles de la vida. Siempre amable, cordial y sacrificado. Mantuvo abierta las puertas del hogar, en tiempos nada fáciles, para todos aquellos que lo necesitaban y jamás un rostro de fastidio o un gesto de disgusto, a él se acudía con la confianza de ser bien recibido por el único derecho de ser de la familia. Lo recordaremos en su afán investigativo de un árbol genealógico nacido en España, de la historia de dos hermanos llegados a Cuba y de ellos el famoso pai Martínez, considerado por él la génesis. Como le gustaba encontrar parentescos y repetir las anécdotas de la guerra con los nombres y apellidos de los protagonistas, para darle mayor credibilidad a su narración. José Antonio, Joseito, Toño o Toto se queda por siempre en nuestras memorias. Cada vez que en la terraza de su casa se reúnan sus hijos, nietos, bisnietos, hermanas, sobrinos, cuñados y amigos estará su inconfundible huella esparciendo el amor, la paz, la alegría y la unidad entre todos, de las cuales fue un firme defensor. La familia no perderá a su tronco principal. Ahí estará siempre nuestro querido Pepe, con su palabra certera y aleccionadora, guiándonos por los caminos más claros, ayudándonos a vivir mejor.